Encuestas inteligentes, ¿Qué aportan a tu negocio?

encuestas-inteligentes Encuestas inteligentes, ¿Qué aportan a tu negocio?

Siempre se ha dicho que preguntando es como se aprende. Siendo esta una verdad indiscutible, ¿cómo puede ser que quede relegada al olvido con tanta frecuencia? Incomprensible, y más cuando tenemos a nuestro alcance potentes herramientas para realizar encuestas inteligentes a nuestros clientes de una manera sencilla y muy eficaz.

Desde la clásica y sencilla pregunta sobre la satisfacción con el servicio recibido a cuestionarios más complejos acerca de preferencias, intenciones de compra y experiencia de usuario, es mucho lo que nos queda por aprender de nuestros clientes y usuarios. En este texto queremos poner en valor la encuesta automatizada masiva y mostrar lo mucho que puede aportar a tu negocio.

¿Qué es una encuesta inteligente (y para qué sirve)?

No es necesario detenerse demasiado en explicar qué es una encuesta tradicional, y cualquiera que tenga una mínima relación con el mundo del marketing nos hará notar al momento las ventajas que acarrea en casi cualquier modelo de negocio:

  • Mejor conocimiento de nuestro buyer persona.
  • Descubrimiento de los puntos de fricción en el customer journey.
  • Señalamiento de puntos débiles en nuestro servicio al cliente.

En efecto, una encuesta nos permite obtener un montón de valiosas informaciones, desde datos demográficos del cliente (como la edad o el estado civil) a su nivel de satisfacción con nuestro producto o servicio (esencial en el proceso de fidelización), pasando por sus gustos e intereses (lo que tal vez nos permita hacer un upselling).

Pero, ¿cuándo decimos que una encuesta es inteligente? Cuando podemos diseñarla para que se adapte a diferentes perfiles de cliente, se produzca de forma automatizada para recopilar grandes volúmenes de informaciones y nos permita medir y analizar los datos obtenidos de manera conjunta.

Casos de uso de encuestas inteligentes

Pensando un poco, seguro que a todos nos viene a la cabeza un buen puñado de situaciones en las que las encuestas inteligentes son de aplicación y tienen mucho que aportar. Por ejemplo:

  • En un call center, tras atender una solicitud de información, para comprobar el resultado.
  • En una administración pública, para confirmar la satisfacción del usuario ante el servicio recibido.
  • En un comercio electrónico, para pedir al cliente la valoración detallada de un producto.
  • En un taller mecánico, para gamificar nuestra relación con el cliente mediante un “trivia”.
encuestas-inteligentes-para-tu-negocio Encuestas inteligentes, ¿Qué aportan a tu negocio?
  • En un centro educativo, para distribuir a los alumnos por grupos en función de sus intereses.
  • En un club deportivo, para pulsar los intereses de los socios sobre una o varias acciones estratégicas.
  • En una asociación de vecinos, para conocer los temas que preocupan a los miembros de la misma.
  • En un medio de comunicación digital, para recoger un gran número de opiniones sobre un tema de actualidad.

La lista podría alargarse hasta el infinito, y la encuesta inteligente se mostrará útil en todos los casos siempre que se emplee de forma masiva y sea capaz de recopilar datos medibles de la manera más automatizada (y por tanto, rápida y económica) posible.

La clave: elegir bien el software

Hace unos pocos años este tipo de campañas estratégicas de información planteaban importantes desafíos técnicos, por no hablar de su alto coste de realización. Hoy, con un partner tecnológico como Quality Telecom, el software necesario está al alcance de cualquier negocio.

¿Cuáles son los puntos clave de un software como Contact Advance?

  • Que cuente con una funcionalidad específica para este propósito, capaz de refinar las encuestas a lo largo del tiempo y analizar de manera óptima los datos obtenidos.
  • Que permita comunicaciones multicanal, es decir, entre teléfono, correo electrónico, SMS y otros formatos.
  • Que sea fácil de integrar con otros programas informáticos de la empresa (de gestión, ventas, etc.).
  • Que sea robusto, fácil de implementar incluso sin asistencia técnica especializada y agilice los procesos internos.
  • Que cumplan con las regulaciones públicas de seguridad en cuanto a protección de datos personales.